fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

Adderall estimulante que te permite concentrarte… pero mata tu creatividad

El fármaco Adderall es una combinación de anfetaminas prescrito para el tratamiento del trastorno de hiperactividad con déficit de atención (TDAH). Sin embargo, se ha ido convirtiendo en algo recurrente para miles de estudiantes saturados de trabajo y faltos de sueño. Y es que Adderall les permite concentrarse durante largos periodos de tiempo, el principal escollo -además de lo de tener que consumir un fármaco- es la reducción de la creatividad de quienes la toman.

 


En un mundo con tal cantidad de información y constantes interrupciones, donde las exigencias en el trabajo no dejan de aumentar y la posibilidad de fracasar pesa sobre nosotros, el Adderall es una propuesta golosa para mucha gente sana que no sufren de TDAH pero quieren aumentar su rendimiento laboral.

Adderall, el estimulante que te permite concentrarte… pero mata tu creatividad

Quizá por eso hasta un 20% de los alumnos de la Ivy League (‘Liga de la Hiedra‘, es la manera común de referirse a un conjunto de ocho prestigiosas universidades de la costa este Estados Unidos) han probado las “drogas inteligentes” o nootrópicos.


Sus efectos suman muchos adeptos o mejor dicho adictos: muchas personas que están continuamente distraídos con las redes sociales o la televisión afirman que, tras la ingesta de esta drogas inteligente, pueden permanecer más de una hora concentrados en sus tareas diarias.

Sin embargo, si bien los efectos del Adderall pudieran parecer positivos, ‘hackear’ nuestro cerebro de esa forma conlleva una serie de consecuencias que no deben pasarse por alto.


Efectos secundarios nocivos

Uno de los efectos secundarios destructivo del Adderall es que es adictivo. Por otro lado, incrementa la presión arterial de forma notable, además de provocar casos de insomnio, sequedad en la boca, y pérdida del apetito. Y eso a pesar de que, como ocurre con otros muchos psicofármacos, todavía no conocemos exhaustivamente cómo funciona y qué efectos desencadena en el cerebro.

Con todo, el efecto que pasa más inadvertido es que puede afectar negativamente a nuestra creatividad. Concretamente, Adderall reduce la creatividad asociativa. Es decir, ese tipo de creatividad que se nutre de mezclar estímulos o ideas dispares que en apariencia no encajan entre sí.

Esto sucede porque Adderall parece que nos concentra tanto en un solo asunto que nos olvidamos de mezclarlo con todos los demás, tal y como lo explica Eli Pariser en su libro ‘El filtro burbuja‘.

“En parte, funciona aumentando los niveles del neurotransmisor norepinefrina, lo cual conlleva unos efectos muy peculiares: en cierto sentido, reduce nuestra sensibilidad a nuevos estímulos”.

 


El ‘hiperenfoque’

Arthur Koestler, en su ya clásico libro ‘The Act of Creation’, definía la creatividad como una “bisociación”, una intersección de dos matrices de pensamiento: “Descubrir algo es ver una analogía donde nadie la ha visto antes“.

La creatividad y la innovación se basan, por tanto, en tres puntos: Ampliar el horizonte de las soluciones (posibilidad de considerar más soluciones y sus tipos), cambiar el contexto (cambio de situación, formas de trabajo, trabajo) y evitar un enfoque pasivo de la obtención de información (sólo la investigación conduce al descubrimiento).

Los pacientes con TDAH realmente tienen dificultades para concentrarse en un tema, por lo que cuando se adopta Adderall describen que sufren de una especie de “hiperenfoque“, una especie de trance en el que se separan de todo y se concentran en una cosa. Este tipo de concentración, que produce personas muy productivas, también hace que las personas sean más mecanicistas y menos ingeniosas, eliminando los tres puntos mencionados anteriormente.


En otras palabras: si queremos escribir una novela o un ensayo universitario, o tal vez hacer un nuevo descubrimiento en el campo de la ciencia, este efecto “hiperenfoque” probablemente reducirá la claridad de nuestro trabajo, que se convertirá en simplemente notarial, robótico. Por el contrario, si lo que aspiramos es la serendipia (un descubrimiento feliz e inesperado que se produce cuando buscamos otra cosa), debemos estar preparados para ver todos los efectos que se producen y ser capaces de combinarlos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies