fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

Alerta: 1 suicidio cada 2 días en Sevilla

Los suicidios se elevan hasta alcanzar la cifra más alta de los últimos 20 años

Los suicidios se han disparado en Sevilla en los últimos años, hasta el punto de que han llegado a niveles nunca antes alcanzados en la historia reciente. Así figura en el informe sobre causas de defunción recientemente publicado por el Instituto Nacional de Estadística, que sitúa los suicidios como principal causa externa de muerte, casi triplicando a los accidentes de tráfico.

El informe recoge los datos de todas las defunciones registradas en el año 2014, que en la provincia de Sevilla fueron 14.794. La gran mayoría se debieron a enfermedades, principalmente a las de origen cardiovascular y a tumores. Hubo 489 casos en los que la muerte se debió a factores externos. De ellos, 63 fueron accidentes de tráfico de vehículos a motor y 170 fueron suicidios. Ésta es la cifra más alta desde 1993, cuando el INE empezó a elaborar estos informes sobre causas de defunción y a contabilizar los datos por provincias. Sevilla (170 muertes por suicidios) es la quinta provincia española en número de suicidios, por detrás de Barcelona (que registró 368 en 2014), Madrid (donde se contabilizaron 345 casos), Valencia (con 185) y La Coruña (con 171).

Te interesa leer en Sevillaníssimo:  Día Internacional de la Prevención del Suicidio

TELÉFONO DE LA ESPERANZA DE SEVILLA

8 de cada 100 llamadas atendidas por el Teléfono de la Esperanza son de temática suicida. La pérdida del empleo y la difícil situación económica han incrementado el volumen de llamadas en un 5%

Suena el teléfono y al otro lado de la línea el interlocutor amenaza con quitarse la vida. No es lo habitual pero si responde al ocho por ciento de las llamadas que se atienden en el Teléfono de la Esperanza. En la mayoría de los casos el ultimátum no se cumple: Llamar supone vivir, encontrar una salida.

Los psicólogos del Teléfono de la Esperanza coinciden en que renunciar a la vida al tiempo que se comunica telefónicamente implica que el interlocutor aún no ha decidido cometer el suicidio. La depresión, la enfermedad o la soledad están atenazando al llamante, que busca una excusa para aferrarse a la vida. En general (en el 60% de las llamadas, según el psicólogo Alejandro Rocamora), la conducta suicida se contempla como el único escape a una situación dolorosa y humillante. Quien llama viene a decir: “Esta es mi situación conflictiva; mi decisión es la muerte. ¿Cuál me ofreces tú?”. Desde esta entidad se atienden estas situaciones de crisis superándolas exitosamente en un 90 por ciento de los casos.

DETECTAR LA SITUACIÓN A TIEMPO ES POSIBLE

Se puede trazar un perfil del suicida atendiendo a la definición del término: “acto de quitarse voluntariamente la vida”. Es un impulso que suele anunciarse en los días previos con cambios de comportamiento, con frases que pueden delatar la intención e incluso, últimamente, con videos colgados en la Red o en los perfiles de las redes sociales.
Los especialistas apuntan varios factores para explicar el comportamiento suicida: una baja autoestima, la enfermedad, el desempleo, la pobreza, la pérdida de seres queridos, las rupturas sentimentales… Los antecedentes familiares de suicidio, el abuso de bebidas alcohólicas y estupefacientes, los maltratos en la infancia, el aislamiento social o determinados trastornos mentales, como la depresión y la esquizofrenia, también influyen en numerosos casos. El riesgo se incrementa cuando se dan enfermedades crónicas o degenerativas.

La OMS contempla una serie de directrices para prevenir el suicidio. Indican que tanto a nivel comunitario como nacional es posible adoptar medidas para reducir el riesgo, entre ellas las siguientes:

• reducir el acceso a los medios para suicidarse (pesticidas, medicamentos, armas de fuego, etc.);
• tratar a las personas con trastornos mentales, y en particular a quienes padecen depresiónalcoholismo o esquizofrenia;
• seguimiento de los pacientes que han cometido intentos de suicidio;
• fomentar un tratamiento responsable del tema en los medios de comunicación;
• formar a los profesionales de la atención primaria de salud.

A un nivel más personal, destacan que sólo en pocas ocasiones los suicidios se producen sin aviso. Casi siempre hay muestras evidentes de las intenciones, por lo que es importante, insisten, tomarse en serio las amenazas de autolesión. Frases como “ya me queda poco tiempo”, “en breve me marcharé para siempre”…pueden despertar nuestras sospechas. También comportamientos autolesivos: el consumo de drogas, autodescalificaciones, rutinas peligrosas; humor cambiante…Quizá no signifiquen nada anormal, pero es mejor permanecer alerta y buscar ayuda profesional, especialmente si hay antecedentes familiares o trastornos mentales previos. Estos últimos están detrás del 90% de las personas que llevan a término el suicidio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies