fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

HUMO DE IQOS “ASESINO SILENCIOSO” EN LOS HOGARES

Según los científicos puede llegar a causar diabetes tipo 2, producir daños a los pulmones, el hígado y el cerebro.

HUMO DE IQOS “ASESINO SILENCIOSO” EN LOS HOGARES

Los vínculos entre la enfermedad y el tabaco han quedado claros desde hace medio siglo, mientras que los efectos nocivos del tabaquismo ” pasivo ” de segunda mano se han estudiado desde mediados de los años ochenta .

IQOS NO REDUCE LOS DAÑOS FRENTE A LOS CIGARRILLOS TRADICIONALES

Ahora tenemos motivos para sospechar que el residuo dejado por los aerosoles de los cigarrillos, en la ropa y los muebles puede seguir afectando nuestra salud, por lo que el humo de tercera mano es un riesgo para la salud al que debemos prestarle atención.

Dado que el humo de segunda mano no es algo que necesariamente nos ofrezcamos para respirar, muchos gobiernos han decidido prohibir fumar en un número cada vez mayor de áreas públicas.

iQOS no debería poder fumarse en bares y mucho menos en casa frente a los niños. 

Pero si anteriormente los médicos y científicos advertían sobre el daño del tabaco y del humo para los fumadores pasivos, ahora han conseguido llegar aún más lejos, aseverando que los residuos de humo que se acumulan en la ropa, el cabello, los muebles y adentro del coche (llamado ‘polvo de tabaco’ o ‘humo de tercera mano’) resultan también peligrosos para nuestro organismo, según publicación del portal Science Alert.

LOS NEUMÓLOGOS ADVIERTE DE LOS DAÑOS DE IQOS

En el humo de tercera mano (THS), las partículas que provienen directamente de la quema de tabaco y el humo exhalado tienden a acumularse en superficies como la ropa, los muebles y el cabello. Cualquiera que haya venido a casa después de una noche en un local de fumadores conocerá la fragancia de THS.

Los daños que puede causar los residuos del humo

Luego de llevar a cabo una serie de ensayos en ratones, los científicos de la Universidad de California (Estados Unidos) han descubierto que a los denominados “fumadores pasivos”, el residuo del humo del tabaco puede llegar a causales diabetes tipo 2, producir daños a los pulmones, el hígado y el cerebro.

La doctora Manuela Martins-Green, autora principal del estudio, indicó que la finalidad del experimento era “determinar la cantidad mínima de tiempo requerida para causar cambios fisiológicos en los ratones cuando están expuestos a los restos de humo”.

“Descubrimos que la exposición a los residuos del humo del tabaco, luego de un mes resultó en daño hepático. La exposición durante dos meses resultó en un mayor daño molecular, y de cuatro a seis meses causó aún más daño. También encontramos que los ratones mostraron resistencia a la insulina después de una exposición a largo plazo”, explicó Martins-Green.

Según señalan los expertos, el polvo del tabaco se convierte en una sigilosa toxina, es decir, un “asesino silencioso” que perdura durante muchos años en las superficies y es capaz de resistir incluso a los limpiadores más poderosos. Con el tiempo se acumula transformándose en sustancias químicas cancerígenas que pueden absorberse a través de la respiración y el contacto con la piel, perjudicando especialmente a los niños que suelen ingerir estas toxinas cuando se ponen las manos en la boca, advierten los investigadores.

Ver el articulo completo en Third-Hand Exposure to Cigarette Smoke Can Still Damage Your Organs

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies