fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

Ley de Murphy: ¿realmente ‘si algo puede salir mal, saldrá mal’?

¿Por qué todo me sale mal? Cuando todo te sale mal, en realidad estás pensando en la ley de Murphy

Ley de Murphy



“Si algo puede salir mal, saldrá mal”. La Ley de Murphy es el máximo mandamiento de los pesimistas más fervientes. Uno puede creer que la Ley de Murphy está hecha a medida para quienes gozan de tener la razón en circunstancias negativas, valiéndose de la frase “ya ves, te lo dije” en medio del desastre. Ley de Murphy

Ley de Murphy: ¿realmente ‘si algo puede salir mal, saldrá mal’?

Es decir, de ley, la ley de Murphy no tiene nada: no se trata de un concepto matemático, sino una máxima sobre la mala suerte. Se trata de una sensación de que el universo conspira para que todo nos salga mal, una visión del mundo que puede ser interpretada tanto como negativismo puro y simple o como una alerta para tomarse siempre todas las precauciones posibles. Ley de Murphy


Origen de la ley de Murphy

Aunque existen diferentes versiones de cómo surgió la famosa ley, la más extendida cuenta que todo comenzó en 1949 con unas plan llamado MX100 destinado a probar la fuerza G que una persona era capaz de resistir en una frenada muy brusca. Las pruebas usaban un cohete sobre rieles con una serie de frenos en un extremo. Ley de Murphy

Aunque para realizar este tipo de experimentos se usaban muñecos parecidos a los que se siguen usando hoy en día en las pruebas de seguridad de vehículos, John Paul Stapp, capitán al cargo de aquélla prueba, se ofreció como reemplazo del muñeco en el experimento de la desaceleraciónLey de Murphy

La conclusión fue que las sensaciones descritas por el capitán no cuadraban con las medidas que arrojaba el instrumental que estaban utilizando. Ley de Murphy

Edward Murphy sugiere entonces colocar otros sensores en el arnés del capitánpara poder medir la fuerza ejercida sobre ellos y le encomendó la tarea a su asistente. Este último no colocó bien los sensores y la prueba no dio ningún tipo de resultado.

Al comprobar las causas del fallo, Murphy se percató de que los cables estaban colocados al revés y tras echar la bronca a su asistente dijo algo parecido a :”Si esa persona tiene una forma de cometer un error, lo hará”.

Sus compañeros de trabajo comenzaron a hablar sobre el incidente y a referirse a este episodio como “Ley de Murphy“. Con el tiempo evolucionó a algo más general como: “si puede ocurrir, ocurrirá”.


Tiempo después la frase salió a la luz durante una conferencia de prensa en la que se le preguntaba Stapp por qué nadie resultó herido durante las pruebas. Fue cuando él explicó que fue porque se tuvo en cuenta la ley de Murphy y explicó en qué consistía.

Frases que confirman la ley de Murphy

– Cuando tras años de haber guardado una cosa sin usarla, decides tirarla, no pasará más de una semana cuando la necesites.

 –  La probabilidad de que te manches comiendo es directamente proporcional a la necesidad que tengas de estar limpio.

 –  La otra cola es más rápida.

 –  Cuando necesites abrir una puerta con la única mano libre, la llave estará en el bolsillo opuesto.

 –  Los que viven más cerca son los últimos en llegar.

 –  Si algo puede salir mal, saldrá mal.

 –  Cuando tengas las manos embadurnadas de grasa, te comenzara a picar la nariz.

 –  El que ronca es el que se duerme primero.

 –  Da igual por donde abras la caja de un medicamento. Siempre te molestará el prospecto.

 –  Llegarás al teléfono justo a tiempo para oír como cuelgan.

 –  La tostada siempre cae por el lado de la mantequilla.

 –  El bolígrafo que nunca escribe es el que está al lado del teléfono.

 –  Los seguros lo cubren todo, excepto lo que sucede.

 –  Si empiezas a caminar, el autobús llegará precisamente cuando te encuentres a mitad de camino entre las dos paradas.

Qué dice la ciencia sobre la Ley de Murphy

El canal de YouTube Date un voltio observa que todos los enunciados de la Ley de Murphy tienen una explicación en la física y en la persepción de la realidad.

Por ejemplo, la frase “Por sí mismas, las cosas tienden a ir de mal en peor” hace referencia a la segunda ley de la termodinámica que establece que la entropía siempre crece haciendo que cualquier sistema tienda siempre al desorden.


Respecto a la persepción de la realidad, nuestras condiciones psicológicas de supervivencia hacen que prestemos mayor atención a los resultados desfavorables que a los favorables. Esto hace que concibamos cualquier hecho negativo como inevitable sin considerar todas las veces que obtuvimos resultados positivos.

La Ley de Murphy es una excelente herramienta para reducir los riesgos de cualquier proceso en ingeniería. Trasladar esta lógica a la vida cotidiana puede ser peligroso si nos convencemos de que la vida está hecha para equivocarse. Lo cierto es que no podemos tener el control sobre todos los elementos de la realidad. Hay que aprender a vivir con eso.

Ley de Murphy: ¿realmente ‘si algo puede salir mal, saldrá mal’?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies