fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

Los 10 errores más comunes que cometemos al viajar

No hay nada peor que empezar un viaje con mal pie. Son fallos que puede tener cualquiera, pero te darán un auténtico dolor de cabeza si no eres cuidadoso. Aprende a evitarlos con estos sencillos consejos.

Desde olvidarse el pasaporte hasta vestirnos con el calzado menos adecuado, pasando por el temido exceso de equipaje, son muchos los fallos que cometemos a la hora de viajar, la mayoría de ellos antes de subirnos al avión. No te amargues en tu próxima escapada y lee atentamente, porque en Skyscanner te enseñamos los 10 errores más comunes en vacaciones y cómo evitarlos.

1. Olvidarse el pasaporte

Existen errores pequeños y grandes al salir de vacaciones, pero olvidarse el pasaporte es uno de los que más dolores de cabeza puede suponer al viajero. Si tu vuelo es doméstico o el destino final es un país de la Unión Europea, no lo necesitarás. Pero, lo cierto, es que nunca viene mal llevarlo además del D.N.I., ya que, en caso de sufrir un robo, no nos quedaríamos indocumentados y ahorraríamos unas cuantas horas en el consulado de turno intentando solucionarlo. Si es necesario, comprueba dos y hasta tres veces que llevas el pasaporte entre tus documentos personales, porque te aseguramos que el carné de la biblioteca no te ayudará a traspasar fronteras.

Pasaporte

2. Dejar que tu pasaporte caduque

¡Estupendo! Te has acordado del pasaporte, pero caducó el mes pasado. Entonces, me temo que, uno de los errores más típicos en vacaciones, hará que te quedes en casa… Tan sencillo como eso. Da igual que luzcas músculo en camiseta de tirantes, tu mejor sonrisa a ese fornido funcionario o que intentes sobornarlo con unos cuantos billetes. Te aseguramos que no funcionará en ningún aeropuerto del mundo. Recuerda que, incluso, hay países que no te permitirán la entrada si tu pasaporte expira en unas pocas semanas o meses, así que nunca está de más mirar los requisitos de ingreso al lugar que viajas, comprobar la fecha de tu pasaporte y renovarlo si es necesario.

Tarjetas de embarque

3. Olvidarse de imprimir o descargar en el móvil la tarjeta de embarque

Cada vez son menos las compañías aéreas que exigen llevar impresa la tarjeta de embarque, pero asegúrate de que ese billete a Bruselas por el que has pagado 10 euros con la low cost no te obligará a presentarla en el mostrador. Desde hace tiempo es más que habitual llevarla en el móvil dentro de algunas de las aplicaciones viajeras como Wallet, pero comprueba que la has añadido o descargado correctamente y la tendrás a mano en el momento que vayas a acceder a la zona de control de seguridad, ya que será el primer sitio en que te la pedirán. Y si eres de los que no se fía de este tipo de ‘modernidades’, puedes seguir gastando papel y fastidiando el ecosistema. ¡Allá tú!

4. Llevar los documentos de viaje dentro de la maleta

Recuerda que cuanto más a mano tengas todos los documentos necesarios para facturar y embarcar, tanto más ágil será el proceso, ahorrando tu tiempo y el de los que tengas detrás de ti en la cola del aeropuerto. Lo ideal es hacerse con un pequeño portadocumentos donde llevar D.N.I., pasaporte, tarjetas de crédito, direcciones de hoteles y todo aquello que no ‘quepa’ en tu dispositivo móvil. No cometas otro de los errores frecuentes en vacaciones: dejarlos dentro de la maleta que irá en la bodega del avión, ya que necesitarás el documento de identidad antes de subir al avión y el pasaporte para pasar el control de aduanas en muchos países antes de poder recoger tu equipaje de la cinta.

Mujer intentando cerrar una maleta

5. Viajar con exceso de equipaje

¿Y si llueve? ¿Y si sale el sol? ¿Y si tengo una cena elegante? Paraguas, chubasquero, bañadores, toalla, vestidos, zapatos de tacón… ¿Seguro que necesitas viajar con un baúl como el de La Piquer? Te has sentado sobre la maleta y, a duras penas, has conseguido cerrarla, pero, al acercarte al mostrador de facturación, tu corazón se acelera porque temes sobrepasar el límite de equipaje permitido por tu compañía aérea. Evita tener que deshacerte de tus objetos personales delante de cientos de personas y piensa con la cabeza. Echa un vistazo a la previsión del tiempo y mete en tu equipaje sólo aquello que vayas a ponerte y evitar así otro de los errores más comunes en vacaciones.

6. No llegar al aeropuerto con la suficiente antelación

No es lo mismo coger un vuelo a las seis de la mañana que a las cuatro de la tarde. Si bien es casi seguro que de madrugada apenas habrá movimiento de pasajeros en los mostradores de facturación y controles de seguridad, el transporte público no funciona con la misma frecuencia que en las horas punta. Y, si vas en taxi o coche particular, comprueba antes que no encontrarás ninguna retención en la carretera que haga peligrar tu hora de llegada. Asegúrate de la antelación con la que que tu compañía aérea aconseja llegar al aeropuerto y respétala para no cometer otro de los errores al salir de vacaciones. ¿Prefieres media hora más en la cama o montarte en el avión al borde del infarto?

Control de equipajes en el aeropuerto

7. Llevar calzado y complementos que te obliguen a ‘desnudarte’

Lejos de aligerarse, los controles de seguridad son cada vez más férreos, por lo que, cuanto más facilites la labor de los trabajadores responsables, mayor favor te harás a ti mismo y al resto de pasajeros. Olvida las zapatillas con mil cordones o esas botas con seis hebillas que harán que te eternices hasta que consigas quitártelas. Lo mismo ocurre con todos los objetos metálicos que deberás depositar en una bandeja antes de pasar el detector: cinturones, horquillas, pendientes, collares, pulseras… Te parecerá que forman parte de ti, pero pitarán y harán que tengas que salir y entrar una y otra vez, uno de los errores típicos en vacaciones que más cabrean al personal.

8. No respetar la regla de los 100 ml.

Las reglas son las reglas y no queda más remedio que respetarlas. Si llevas equipaje de mano, asegúrate de qué está permitido y qué no, leyendo este artículo de Skyscanner. La política de líquidos es clara desde hace tiempo en todos los aeropuertos del mundo, pero sigue siendo uno de los errores frecuentes en vacaciones: ningún envase debe superar los 100 mililitros y todos ellos deben ir en una bolsa transparente que pueda ser abierta para ser inspeccionada y no que supere el litro de volumen. Da igual que pongas los ojitos del gato de Shreck al tipo del control: no conseguirás pasar ese frasco de Chanel Nº 5 que te ha costado un ojo de la cara ni la botella de whisky que haría más llevadera la espera de tu vuelo con los colegas.

Preparación de un cóctel

9. Emborracharse en el aeropuerto

Hablando de whisky… Has seguido al dedillo todos los consejos que acabamos de darte para no cometer los errores más comunes en vacaciones y te has encontrado con una espera de más de dos horas antes de embarcar. ¿Comemos? Venga, y con una botella de vino. ¿Una copa después? ¡Estupendo! Todo esto te ayudará a tener un viaje de lo más relajado, pero ¡ojo! No te despistes y asegúrate de estar con suficiente antelación en la puerta de embarque y, por supuesto, no dejar que esa cantidad de alcohol se te suba a la cabeza y genere algún tipo de conflicto con otros pasajeros o con el personal del aeropuerto. Ante la más mínima duda, te quedarás en tierra, compuesto y, con toda probabilidad, sin maleta.

10. Reservar vuelos de conexión con el tiempo justo para hacer el cambio

“Es un aeropuerto pequeño. Seguro que me sobra tiempo para pillar el enlace a…”. Cuando reservas un viaje largo que te obliga a efectuar una escala, o cualquier otro por el que has pagado la mitad de precio, pero con la condición de cambiar tres veces de avión en aeropuertos diferentes, no cometas otro de los errores frecuentes en vacaciones. Asegúrate de que esa escala dura, al menos, una hora y media o dos horas para llegar con suficiente antelación al siguiente vuelo. Recuerda que no sólo depende de ti y si sales con retraso de tu primer trayecto, lo más seguro es que pierdas esa conexión que, a menos que realices con la misma compañía, no te será reembolsada.

¿Has cometido alguno de estos 10 errores al salir de vacaciones? ¿O algún otro que creas que debamos tener en cuenta para futuros artículos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Si te ha resultado interesante este artículo, estos otros te encantarán:

Fuente Fuente texto: Skyscanner Autora: Marta Carnero

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies