fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

NARANJAS SEVILLA INGREDIENTE PRINCIPAL DE LA MEJOR MERMELADA DEL MUNDO

Los chefs Louisa Bradford y Rupert Holden preparan su galardonada mermelada de naranja de Sevilla en las cocinas del castillo de Kincardine, cerca de Aboyne. El año pasado, la compañía recibió tres oros y una plata en los premios de mermelada. Y en 2016 recibió dos platas y un bronce.

El evento de este año, que se realizó el 17 de marzo, atrajo a más de 2.700 participantes de 30 países diferentes. La mermelada de Sevilla obtuvo dos premios de oro de los jueces.

Su receta recibió dos veces el oro en la categoría de mermelada artesanal de los premios Dalemain World’s Original Marmalade Awards.

Nicky Bradford, de Kincardine Kitchen, dijo: “Estamos absolutamente encantados de haber ganado oro de nuevo.  “Siempre es agradable saber que alguien más piensa que estás haciendo un gran trabajo. Estamos muy orgullosos de ser parte del gran resurgimiento en la industria de alimentos y bebidas en Aberdeenshire y estamos buscando nuevas formas de aprovechar nuestro éxito”.

Receta mermelada de naranjas sevillanas

 

12 naranjas de Sevilla

2 limones

1,25 kg de azúcar granulada sin refinar

Con un cuchillo de cocina pequeño, particularmente afilado, pele las naranjas, reserva las pieles.

Corte las pieles de la naranja en finas tiras (o rodajas más gruesas si le gusta una textura más grumosa). Exprime cada una de las naranjas peladas y los limones en una jarra, retirando y reservando toda la pulpa y las pepitas.

Mezcla el zumo de las naranjas con 4 litros con agua fría, vertiéndolo en el recipiente con la piel cortada y reservalo. La pulpa y las pepitas que hemos reservado anteriormente, mézclalas con el zumo del limón, en un recipiente aparte, resérvalo en un lugar frío y déjelo toda la noche.

Por el momento tenemos dos recipientes uno con el zumo de naranja y las pieles cortadas (recipiente 1) y otro con la pulpa y las pepitas resultantes de exprimir las naranjas, mezclado con el zumo del limón (recipiente 2).

Al día siguiente, pon en una olla el zumo de naranja y las pieles cortadas , junto con el liquido bien exprimido (solo el liquido) del recipiente 2. Llevar a ebullición y luego bajar el fuego para que el líquido continúe hirviendo a fuego lento. Está listo cuando la cáscara es totalmente suave y translúcida. Esto puede demorar entre 40 minutos y buena hora y media, dependiendo únicamente de qué tan grueso haya cortado la cáscara.

Una vez que la fruta esté lista, déjela en la ollal hasta que esté lo suficientemente fría como para manipularla. Agregue el azúcar a la cáscara y el jugo y suba el fuego, haciendo que la mermelada hierva.  Elimina cualquier espuma que salga a la superficie. (Si no lo hace,  estará turbia). Dejalo que hierva  durante 15 minutos. Retira un poco del liquido resultante, colóquelo en un plato y déjela en la nevera durante unos minutos. Si se forma una capa gruesa en la superficie de la mermelada refrigerada, entonces está lista y puede apagarla. Si la prueba  sigue siendo líquido, deje hervir la mermelada durante más tiempo. Pruebe cada 10 a 15 minutos. Algunas mezclas pueden tardar hasta 50 minutos para alcanzar la consistencia de la configuración.

Separe en tarros esterilizados y ya esta lista para comer.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies