fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

¿Qué pasa si no pago un crédito? Mitos y verdades

Uno de los grandes temores que tenemos al solicitar un crédito es qué nos podría pasar si, por cualquier circunstancia, no fuésemos capaces de rembolsarlo a tiempo. Como sabemos, la banca jamás pierde, conque si no abonamos muy puntualmente cada cuota, lo más probable es que seamos los más perjudicados.

¿Qué pasa si no pago un crédito? Mitos y verdades

No obstante, no todo el planeta sabe qué nos puede acontecer si no pagamos un préstamo, conque ahora especificamos cuáles son las sanciones aplicadas en el caso de demora.


 

¿Es recomendable parar de pagar un crédito?

Tajantemente no. Frente a las contrariedades económicas, no pocas son las personas que se proponen no abonar la cuota de un préstamo y emplear ese dinero para otros menesteres.

No obstante, desde el instante en el que nos retardemos, se comenzará un proceso que va a ir acrecentando la deuda poquito a poco y que, en el caso de dilatarse, puede derivar en consecuencias muy graves.

Veamos de qué forma proceden las entidades cuando no se les paga un crédito:

– Primera cuota impagada

Se aplican intereses de demora más elevados que los intereses normales del producto. También, asimismo se cobra la llamada comisión por reclamación de situaciones deudoras, cuyo costo acostumbra a rondar entre los treinta euros y los cuarenta y cinco €.

– Segunda cuota impagada

Al segundo mes de no abonar lo acordado, es muy posible que el banco introduzca nuestros datos en algún archivo como ASNEF o bien BADEXCUG. Una vez anotados en estos registros, nuestras opciones de lograr financiación van a ser considerablemente más reducidas.

– Tercera cuota impagada

Desde la tercera mensualidad impagada, posiblemente el banco decida comenzar una reclamación judicial para recobrar el dinero del crédito.


Una vez entrados en el terreno judicial, lo que suceda va a depender mucho del género de crédito que hayamos pedido, como del importe. Por ejemplo:

  • – Si el crédito impagado es un mini préstamo que hayamos pedido (no superior a mil€), es muy posible que el impago se salde con una entrada en ASNEF que va a quedar pendiente hasta el momento en que se liquide la deuda, si bien difícilmente la entidad deseará entrar en gastos judiciales por un monto tan pequeño. En verdad, los mini créditos tienen unos intereses tan elevados para resguardarse exactamente de su elevada tasa de morosidad

 

 

    • Si el crédito impagado es un préstamo personal que hemos pedido, así sea un crédito veloz concedido por una entidad privada o bien por un banco, la cosa puede ser más seria, pues lo más seguro es que el banco emprenda acciones legales contra nosotros.

Teniendo presente que en un préstamo personal la garantía son todos nuestros recursos presentes y futuros, tenemos mucho que perder. El juez podría ordenar el embargo de nuestra residencia, vehículo, cuentas, nómina o bien cualquier bien que considere preciso expropiar para liquidar la deuda. Si, además de esto, tenemos avalistas, estos asimismo están sometidos de igual modo a la responsabilidad sobre la deuda.


 

En suma, el impago de un crédito siempre y en todo momento supone una serie de inconvenientes para el deudor, y si bien cambiarán dependiendo del tipo y del importe de la deuda, jamás es agradable. Con lo que aconsejamos de forma encarecida que, quien no pueda abonar un crédito, no lo pida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies