fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

RECURSO MULTAS NO IDENTIFICAR CONDUCTOR

RECURSO MULTAS NO IDENTIFICAR CONDUCTOR

Recurso multas no identificar al conductor, tras la última reforma del la LSV, hay modificaciones que afectan a que este recurso ya no sea valido.Articulos aplicables, entre otros, todos de la LSV:

Selecciona entre las diferentes opciones




Artículo 9 bis. Obligaciones del titular del vehículo y del conductor habitual.
1. El titular de un vehículo tiene las siguientes obligaciones:
1. Facilitar a la Administración la identificación del conductor del vehículo en el momento de ser cometida una infracción. Los datos facilitados deben incluir el número del permiso o licencia de conducción que permita la identificación en el Registro de Conductores e Infractores. Recurso multas no identificar al conductor
Si el conductor no figura inscrito en el Registro de Conductores e Infractores, el titular deberá disponer de copia de la autorización administrativa que le habilite a conducir en España y facilitarla a la Administración cuando le sea requerida. Si el titular fuese una empresa de alquiler de vehículos sin conductor, la copia de la autorización administrativa podrá sustituirse por la copia del contrato de arrendamiento.

MODELO DE ESCRITO DE ALEGACIONES MULTA TRÁFICO NO IDENTIFICAR CONDUCTOR

MODELO DE ALEGACIONES MULTA DE TRAFICO POR NO IDENTIFICAR CONDUCTOR

modelo alegaciones multa traficoModelos de escrito de alegaciones por multa de tráfico de no identificación del conductor infractor :

Expediente sancionador núm. _____/ ____

AL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE/ JEFATURA PROVINCIAL DE TRÁFICO ____

Don ____, mayor de edad, vecino de ____, con domicilio en ____, titular del D.N.I. núm. ____, ante el órgano al que me dirijo comparezco en el expediente sancionador al margen referenciado y, como mejor proceda en Derecho, Recurso multas no identificar al conductor

DIGO:

Que con fecha ____ me ha sido notificada la incoación del expediente sancionador arriba referenciado, el cual se basa en el presunto incumplimiento de la obligación de identificar al conductor responsable de la infracción cometida el día ____ de ____ de ____ a las ____ horas, considerándoeme como autor de la infracción muy grave que contempla el art. 65.5, letra i) Artículo.65.5 Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de vehículos a motor y Seguridad Vial.del RDLeg. 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, y por el que se pretende imponerme la sanción de ____ euros, y estimando que ello resulta lesivo para mis legítimos intereses, además de haberse producido una grave indefensión a quien el presente escrito suscribe, paso a formular dentro del plazo conferido, las siguientes: Recurso multas no identificar al conductor

ALEGACIONES:

Primera.- Que no es cierto que se haya incumplido con el deber de colaboración con la Administración, ni con la obligación legalmente impuesta de identificar al conductor del vehículo con el que presuntamente se cometió la infracción, y ello en base a las circunstancias que se expresan a continuación:

Segunda.- Esta parte no ha podido tener conocimiento del requerimiento efectuado por la Administración actuante, pues la misma se practicó en fecha ____ de ____ de ____ (día de la semana concreto) a las ____horas, momento en el que me encontraba ausente de mi domicilio, pues a dicha hora me encuentro trabajando ya que mi jornada laboral comprende de ____ a ____. Recurso multas no identificar al conductor
El siguiente intento de notificación se practica cinco días más tarde, concretamente el día ____de ____de ____(día de la semana concreto) a las ____horas no hallándome tampoco en el domicilio por la misma razón apuntada anteriormente. Recurso multas no identificar al conductor
Al objeto de acreditar lo expuesto en la presente alegación segunda, acompaño al presente el documentos señalado con el nº 1. Recurso multas no identificar al conductor

Tercera.- Teniendo en cuenta lo anteriormente manifestado, la notificación practicada deviene defectuosa por haber incumplido los requisitos establecidos en el art. 59.2, Artículo.59.2 Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.segundo párrafo de la Ley 30/1992, Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.de 26 de noviembre, cuyo tenor literal dispone: “Cuando la notificación se practique en el domicilio del interesado, de no hallarse presente éste en el momento de entregarse la notificación podrá hacerse cargo de la misma cualquier persona que se encuentre en el domicilio y haga constar su identidad. Si nadie pudiera hacerse cargo de la notificación, se hará constar esta circunstancia en el expediente, junto con el día y la hora en que se intentó la notificación, intento que se repetirá por una sola vez y en una hora distinta dentro de los tres días siguientes.” Recurso multas no identificar al conductor

Por todo lo expuesto,

SOLICITO, que teniendo por presentado este escrito junto con el documento que se acompaña, lo admita y, en virtud de las alegaciones vertidas en el cuerpo del mismo así como en base a los elementos probatorios aportados por esta parte, se acuerde el sobreseimiento del expediente sancionador abierto contra quien el presente escrito suscribe declarándose no cometida la infracción que se le imputa cometida el día ____.
En ____, a ____ de ____ de ____. Recurso multas no identificar al conductor

FDO:EL INTERESADO

Selecciona entre las diferentes opciones




Guía para defenderse si te ponen una multa

Dvuelta ha elaborado una guía que responde a las preguntas más frecuentes que todos nos hacemos cuando nos ponen una multa. Recomendamos su lectura, y tenerla siempre a mano por lo que pueda pasar. Espero que sea de vuestro interés. Recurso multas no identificar al conductor

¿Esta multa se puede recurrir?

Todas las multas se pueden recurrir si estamos en plazo para ello, sobre todo si estamos al comienzo de la Vía Administrativa. Como administrados tenemos una serie de derechos reconocidos en la Constitución española y la única forma de hacerlos valer frente a la Administración es recurriendo las multas. Recurso multas no identificar al conductor

¿No es mejor pagarla ahora con el pronto pago y así me olvido? Recurso multas no identificar al conductor

Al hacer frente al pago de la sanción en periodo voluntario, reconocemos que hemos cometido la infracción y desde ese momento si la infracción incluye pérdida de puntos, automáticamente la Administración los retira del saldo del denunciado.

Cuando llega un incumplimiento de identificación, ¿por qué me llega una multa por no identificar si nadie me ha pedido que identifique? Recurso multas no identificar al conductor

En muchos casos la Administración no cumple el procedimiento establecido para las notificaciones; en otros se lo han podido notificar de forma errónea enviándolo a una dirección incorrecta. Esto deberá hacerse constar en los recursos pertinentes para buscar el sobreseimiento de la multa.

Selecciona entre las diferentes opciones




¿Siempre estoy obligado a identificar a alguien ante un requerimiento? Recurso multas no identificar al conductor Si, ya que si no se hiciera le enviarán una notificación por no haber identificado en tiempo y forma al conductor, en la que el importe será como mínimo de 301€ si la infracción es leve y no lleva pérdida de puntos. Si la infracción fuese grave o muy grave y supusiese pérdida de puntos, el importe se triplicaría pero no se le retirarían los puntos a nadie. Hay que tener en cuenta que en los casos de estacionamiento la nueva Ley de Tráfico establece que en caso de no identificar a ningún conductor se entenderá que el responsable es el titular.

¿Cómo viene una multa a mi nombre si no soy el propietario y la policía no me ha parado? Recurso multas no identificar al conductor

Probablemente el motivo sea que el propietario del vehículo haya recibido un requerimiento de identificación del conductor que cometió la infracción y este ha respondido al mismo identificándole a usted como infractor.

¿Las multas se ganan? Recurso multas no identificar al conductor

Por supuesto que sí. A veces la Administración impone multas de forma errónea y en otros casos, no cumple con el procedimiento legal para sancionar las infracciones.

¿Me pueden exigir por Vía Administrativa lo que ya me han exigido por Vía Penal?

No. No le pueden sancionar dos veces por el mismo hecho. La Administración sólo podrá reclamar el importe de la sanción por Vía Administrativa si se ganó el juicio por Vía Penal, y no en todos los casos.

¿Algunos tipos de multas se ganan más fácilmente que otros?

Si nos basamos en el hecho denunciado no, ya que existe un único procedimiento para la defensa de todas la multas, pero hay que tener en cuenta la calificación de la infracción (leve, grave y muy grave) ya que los plazos de prescripción y caducidad son diferentes.

Si la estoy recurriendo, ¿por qué me intentan embargar?

La defensa en vía Administrativa ha terminado y ha comenzado la Vía Ejecutiva, donde el interponer un recurso no paraliza la ejecución de la sanción. En todo caso, si el recurso prosperase sería reintegrado el importe total de lo embargado más los eventuales intereses de demora.

¿Se pueden alegar mis circunstancias especiales al cometer la infracción?

Es posible alegarlas pero en la mayoría de los casos no es conveniente puesto que se trata de negar los hechos denunciados y de que sea la Administración la que demuestre que mi vehículo se encontraba en el lugar de la infracción el día de la denuncia. En determinados casos, sí se tendría en cuenta si existen elementos probatorios claros, que confirmen nuestras alegaciones.

¿Puede un empleado de la ORA denunciarme?

Si, ya que cualquier ciudadano puede denunciar a otro, la diferencia es que al no tener la condición de agente de la autoridad no goza de presunción de veracidad y es más fácil ganar la multa.

¿Cómo se pueden recuperar los puntos?

Selecciona entre las diferentes opciones




Existen dos maneras. Una es realizando un curso de recuperación parcial de puntos en una autoescuela concertada con Tráfico donde como máximo se recuperarían 6 puntos cada dos años (si es conductor profesional, cada año) y la otra manera sería no cometer ninguna infracción con pérdida de puntos en un periodo mínimo de dos años, si la infracción por la que se le quitaron los puntos es grave y tres años si la infracción es muy grave, y la Administración te devolvería un máximo de 3 puntos en 3 años.

¿Dónde tengo que ir a hacer el curso de recuperación?

Debe acudir a una autoescuela concertada con Tráfico. Puede comprobar el listado de autoescuelas en la página web www.dgt.es

¿Por qué me quitan los puntos si estoy recurriendo la multa?

En el momento que la sanción es firme, aunque se continúe defendiendo la cuantía económica, la Administración tiene un año para retirar los puntos.

¿Por qué me llaman empresas diciéndome que me han publicado una multa en el boletín de la provincia o Testra?

Al tratarse de una notificación pública, cualquier ciudadano tiene acceso a ella y estas empresas ofrecen sus servicios de esa manera.

¿Qué puedo hacer si yo no cometí la infracción en la que se me ha identificado?

Si lo que recibe es la notificación de denuncia al conductor, se puede negar la culpabilidad de los hechos mediante escrito a Tráfico siempre que existan elementos probatorios claros.

¿Cómo puedo identificar al infractor si la multa me llega a mí porque yo soy el propietario del coche?

Podrá facilitar los datos personales del conductor mediante escrito al organismo emisor de la multa en el plazo indicado.

¿Tengo que firmar la multa cuando me para un agente?

No es relevante, aunque para su posterior defensa aconsejamos que no. Lo que sí es importante es que siempre recoja una copia ya que es el boletín de denuncia y supone la notificación efectiva de la misma.

Si al final se gana y ya me han embargado, ¿es verdad que me devuelven el dinero?

Si, es verdad. Recibirá una notificación de la Administración informándole de la estimación del recurso presentado en su nombre junto con el aviso de la devolución del importe de la multa más el interés de apremio o embargo.

¿Tengo que indicar mi Dirección Electrónica Vial?

A partir del 24 de Noviembre de 2010, sólo están obligadas las empresas que matriculen vehículos a partir de la mencionada fecha, a facilitar la DEV. Si se trata de un particular, no es necesario que lo facilite y no lo recomendamos ya que la Administración entendería que usted está notificado con tan solo mandarle un correo electrónico aunque usted no pudiera verlo. No facilitando nuestro correo electrónico, obligamos a la Administración a que continúe notificando como hasta ahora.

¿Tengo que facilitar a Tráfico un conductor habitual?

Si se trata de una persona física no es obligatorio y recomendamos que no lo haga ni permita que le identifiquen a usted como conductor habitual ya que le adjudicarían cualquier infracción cometida con ese vehículo, aunque usted no hubiera sido el infractor.

Si me quedo sin puntos, ¿cómo me entero? ¿Qué tengo que hacer?

La Administración le envía una notificación informándole de la pérdida. Podrá presentar alegaciones, si no lo hace, le llegara una segunda notificación y desde el día siguiente a la recepción no podrá conducir durante seis meses, si no es conductor profesional, si lo fuera serían tres meses. Teniendo que examinarse del teórico y realizar un curso de sensibilización, comenzando el nuevo saldo con ocho puntos.

¿Por qué esperamos a pagar la Providencia de Apremio con intereses cuando se podría haber pagado con la reducción?

Porque si se paga con la reducción, no podremos defendernos sin embargo aconsejamos que se pague en Vía ejecutiva porque se puede continuar con la defensa aunque se pague y así evitamos el embargo y que aumenten los intereses de apremio.

¿Cuánto tengo que esperar para saber si he ganado la multa o la he perdido?

Tenemos que agotar todas las vías de defensa posibles por lo que no hay un tiempo concreto. Depende del volumen de trabajo del órgano que esté tramitando el asunto y cuanto más tarde es mejor para nosotros, porque es más factible que se produzca una prescripción o una caducidad del procedimiento.

¿Qué pasa si conduzco si me han retirado el carnet?

Que estaría cometiendo un delito y se abriría un procedimiento penal que acabaría en un juicio con todo lo que ello supone. (Dinero en defensa, antecedentes…etc.)

¿Por qué no puedo identificar a quien yo quiera cuando yo quiera?

Porque existe un procedimiento estipulado en la propia Ley de Tráfico que indica cuándo y en qué manera se puede identificar a un conductor.

A propósito de la STC 29/2014 ¿Hasta cuándo el deber de identificar al conductor infractor?

Por Miguel Casino Rubio, profesor titular de Derecho Administrativo Universidad Carlos III de Madrid

El art. 72.3 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial (en adelante LTSV), en su versión inicial de 1990, aprobada por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, y redactada a impulsos de la doctrina del Tribunal Constitucional (STC 219/1988, de 22 de noviembre), establecía que “el titular del vehículo [con el que se haya cometido una infracción], debidamente requerido para ello, tiene el deber de identificar al conductor responsable de la infracción”, bajo la amenaza de sanción pecuniaria.

La aplicación de este precepto legal provocó desde el principio abundantes litigios entre la Administración y los propietarios, que han protagonizado, con el propio Tribunal Constitucional a la cabeza, uno de los episodios más sorprendentes de nuestra reciente historia jurisprudencial, según he intentado demostrar en otro lugar (M. Casino Rubio, La increíble historia del deber de identificar al conductor infractor, Cuadernos Civitas, Ed. Aranzadi, Cizur Menor, 2010).

Resumiendo ahora mucho las cosas, esa historia da cuenta de un formidable despropósito protagonizado a partes casi iguales por el Legislador, la Administración, los conductores infractores y los jueces y tribunales, y en el que su primera víctima ha sido la propia eficacia del régimen sancionador ideado para garantizar el respeto a las normas de tráfico y la seguridad vial. Aunque desconozco los datos exactos, se cuentan en cualquier caso por centenares los expedientes administrativos sancionadores que se han perdido en el camino por culpa de las debilidades del deber legal de identificar previsto en la LTSV.

Para intentar frenar esta sangría, el Legislador, alertado por una jurisprudencia implacable con la Administración y complaciente con los infractores, ha actuado con decisión y, al menos desde 2001, a un ritmo de una modificación legal cada cuatro años. Con disciplina olímpica, pues, el Legislador ha intentado cerrar las vías de agua que la práctica administrativa y la doctrina jurisprudencial le ponían al descubierto, en una huida hacia adelante realmente llamativa y que, en alguno de sus episodios, recuerda bastante al juego del gato y el ratón.

Selecciona entre las diferentes opciones





En 2001, en efecto, el Legislador (Ley 19/2001, de 19 de diciembre) aclaró que la sanción por el incumplimiento del deber legal de identificación se impondría siempre a partir de entonces “en su cuantía máxima”, con un doble objetivo. Primero, para salir al paso de las cuentas que con absoluta normalidad hacían los propietarios para, según fuera el saldo de esa operación, optar a su conveniencia entre pechar con la sanción por la infracción de tráfico denunciada o pagar la multa por infracción del deber formal de identificar. Y segundo, para salvar la objeción de desproporción que los propietarios más atentos formulaban contra las multas impuestas ex art. 72.3 LTSV en su grado máximo, las más de las veces con el único propósito de evitar esas cuentas e impedir, por consiguiente, que fueran los propietarios los que a su capricho dirigieran el procedimiento sancionador hacía uno u otro tipo de infracción; un objetivo sin duda de puro sentido común, pero para el que lamentablemente la Administración rara vez tenía la necesaria justificación técnica, según la jurisprudencia de la época se encargó de censurarle repetidamente. Recurso multas no identificar al conductor

Selecciona entre las diferentes opciones




En 2005 (Ley 17/2005, de 19 de julio), el Legislador precisó que la identificación había de ser «veraz», también con un doble objetivo.  De un lado, para frenar las identificaciones artificiosas, con frecuencia, como todo el mundo sabe, simples mentiras inventadas con el único propósito de enredar el procedimiento  sancionador; y, de otro, para intentar aliviar la enorme carga de comunicación de la Administración con el conductor identificado, y que la jurisprudencia, con el Tribunal Constitucional al frente, le reclamaba una y otra vez sin ningún tipo de contemplaciones. Además la citada Ley 17/2005 agravó la calificación de la correspondiente infracción, que pasó a ser tipificada de «muy grave», y elevó de modo congruente el importe de la correspondiente sanción de multa. Recurso multas no identificar al conductor

En 2009, por último, (Ley 18/2009, de 23 de noviembre), el Legislador dio una nueva vuelta de tuerca a la configuración del deber de identificación del conductor infractor para introducir la figura del «conductor habitual» y precisar algo mejor los datos personales que debe comprender el deber de identificar verazmente al conductor responsable de la infracción, y que, a partir de entonces, obliga también a facilitar el número de la licencia o permiso de conducción del conductor del vehículo. Todo ello  con el propósito ahora de reforzar la «veracidad» de la identificación y hacer algo más difícil las identificaciones sin cuento.

Naturalmente, huelga decir que la aplicación de estas reformas ha provocado nuevos y abundantes recursos contenciosos. El desenlace de estas impugnaciones comienza a llegar ahora a los repertorios jurisprudenciales. Matices aparte, el repaso a esta jurisprudencia testimonia muy bien que las mencionadas modificaciones de la LTSV apenas han servido de algo, salvo para certificar una vez más el pecado original con el que nació la obligación de identificar y que, según yo lo veo, amenaza con condenar al deber de identificación a figurar por méritos propios en lo más alto de la lista de los despropósitos.

CALLEJÓN SIN SALIDA

La reciente STC 29/2014, de 24 de febrero, que acaba de llegar a las páginas del Boletín Oficial del Estado (BOE núm. 73, de 25 de marzo de 2014), es probablemente la última y mejor prueba de esta increíble y, por ahora, también interminable historia, y del callejón sin salida en el que el Legislador ha colocado a todos sus protagonistas. Recurso multas no identificar al conductor

El supuesto de hecho que en este caso examina el Tribunal Constitucional es bastante simple. El propietario de un vehículo, que había sido denunciado en diciembre de 2007 por estacionamiento indebido, comunicó a la Jefatura Provincial de Tráfico, atendiendo el requerimiento de identificación recibido, la identidad y el domicilio de la conductora del vehículo en el momento de la infracción denunciada. Siguiendo esas indicaciones, la Administración notificó la correspondiente denuncia a la citada conductora que, sin embargo, negó cualquier intervención en los hechos denunciados y solicitó el archivo del correspondiente expediente incoado en su contra. Recurso multas no identificar al conductor

En estas condiciones, la Administración decidió volver sobre el propietario del vehículo y abrirle expediente sancionador por infracción del deber de identificación previsto en el art. 72.3 LTSV, en la redacción dada al mismo por la Ley 17/2005, de 19 de julio. El expediente concluyó con la imposición al propietario de la sanción de 301 €. Interpuesto recurso de alzada, la Administración, por resolución de 8 de octubre de 2009, lo desestimó razonando sumariamente que, de conformidad con los datos del expediente, “el titular del vehículo denunciado ha incumplido la obligación […] de facilitar los datos precisos para identificar al conductor del vehículo [denunciado]”.

Contra la citada sanción, el propietario interpuso recurso contencioso-administrativo denunciando la infracción del derecho a la legalidad sancionadora del  art. 25.1 CE. Mediante Sentencia de 5 de noviembre de 2010, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 8 de Madrid desestimó el recurso por considerar que, efectivamente, teniendo en cuenta los antecedentes que se han recordado, el propietario no “identificó correctamente” al conductor responsable de la infracción y, en consecuencia, “[incumplió] con el deber de identificación del art. 72.3 LSTV”.

Una vez agotada sin éxito la vía judicial, el propietario acudió en amparo ante el Tribunal Constitucional. Razonó, en particular, que el hecho de que la conductora que había identificado en el trámite oportuno hubiera luego negado serlo no servía para determinar la infracción del deber de identificación veraz, sino todo lo más, y en su caso, para imputarle la responsabilidad por el estacionamiento indebido originalmente denunciado. Por ese motivo, la aplicación del art. 72.3 LTSV traducía a su juicio una subsunción de los hechos en el correspondiente tipo sancionador rigurosamente imprevisible, además de irrazonable, y, por tanto, contraria al derecho a la legalidad sancionadora del art. 251. CE.

La sentencia, luego de despachar determinadas cuestiones procesales, pero que ahora no nos interesan, aborda el examen de la posible vulneración del derecho a la legalidad sancionadora del art. 25.1 CE.

El Tribunal Constitucional, en un largo fundamento, rechaza la existencia de la citada lesión y, en consecuencia, desestima el amparo. La sentencia declara, en efecto, que

“la interpretación según la cual el deber de identificación veraz no se habría cumplimentado en los términos legalmente exigidos cuando no quede acreditado que la persona identificada como conductora lo sea realmente, encaja en el sentido literal de la norma”. Recurso multas no identificar al conductor

Para añadir un poco más adelante que resulta previsible y congruente con la finalidad de colaborar con la reprensión administrativa de las conductas infractoras, la interpretación según la cual la tajante negativa del identificado como conductor puede suponer una identificación inverosímil o inveraz que permite […] incoar el correspondiente procedimiento sancionador que, tras la correspondiente tramitación, podrá en su caso concluir en la imposición de la sanción correspondiente” (FJ 4).

Importa advertir, no obstante, que estas dos capitales afirmaciones de la sentencia no son, sin embargo, el remate a ningún razonamiento previo. Son simplemente dos afirmaciones aisladas, separadas entre sí por varios párrafos y que sobresalen entre otras muchas declaraciones de la sentencia sobre otras variadas cuestiones. Las hay, en efecto, sobre la finalidad a la que sirve el deber de identificación considerado y el carácter proporcionado de esa carga legal; también pueden leerse explicaciones sobre la razón de la exigencia introducida en la LTSV en 2005 de que la identificación sea precisamente «veraz» y sobre sus consecuencias para el conductor identificado; o, en fin, y en buen número además, aclaraciones muy detalladas sobre las diferencias del presente asunto respecto de otros similares previamente resueltos por el Tribunal Constitucional.

RESPUESTA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Todas estas otras declaraciones que salpican y se mezclan en el razonamiento de la sentencia no son realmente fáciles de comprender y, de hecho, en mi criterio no ayudan en nada a precisar mejor la respuesta del Tribunal. Como más arriba se ha observado, lo que se discutía fundamentalmente en el recurso era si la aplicación del tipo sancionador por incumplimiento del deber de identificación veraz resultaba o no previsible para el propietario, vistas las circunstancias del presente caso. En otros términos, si la sanción considerada se había fundado en una subsunción de los hechos razonable y congruente con la orientación material del art. 72.3 LTSV, en su redacción de 2005. Recurso multas no identificar al conductor

Y para resolver esta cuestión, todas esas precisiones del Tribunal resultan rigurosamente superfluas a mi juicio y, en consecuencia, no sirven para justificar la sorprendente conclusión que cierra la sentencia: “[d]e todo lo expuesto se concluye que la interpretación realizada por la resolución sancionadora y confirmada por la sentencia permite discernir un fundamento razonable para subsumir en este caso la conducta del recurrente en amparo en la infracción tipificada en el art. 72.3 LSTV”. Recurso multas no identificar al conductor

De modo que, a fin de cuentas, esta conclusión de la sentencia no es, pues, sino simple repetición de las dos afirmaciones previas que más arriba he destacado, y que, como entonces advertía, son las únicas que con relativo rigor se atienen al núcleo del problema planteado en la demanda de amparo. Lo malo es, como también antes se ha observado, que el Tribunal formula estas dos afirmaciones sin pararse apenas a razonarlas. De modo que al final, en el caso examinado, los hechos encajan en la norma sancionadora y su aplicación resulta previsible para el destinatario simplemente porque el Tribunal lo ha decidido.

Esta forma de razonar y la conclusión en que termina me parecen realmente desconcertantes y hablan bien a las claras la confusión que desde el primer momento ha rodeado al deber legal de identificación. Pero sugieren también nuevos y preocupantes interrogantes. Recurso multas no identificar al conductor

Según se ha dejado anotado, para el Tribunal el desmentido del conductor identificado, que niega cualquier participación en los hechos denunciados, le descarga de cualquier complicación sancionadora y, de paso, convierte en inveraz la identificación hecha por el propietario del vehículo, que en consecuencia podrá ser sancionado por infracción del deber legal de identificar.

A poco que se apure ahora esta proposición podrá verse al final una conclusión que tiene una apariencia bastante inquietante: el cumplimiento del deber de identificación veraz no depende ya del propio obligado, sino de la voluntad de un tercero, en este caso, del conductor identificado al que le basta negar su participación en los hechos denunciados para convertir al propietario del vehículo en autor de la infracción del deber de identificación, salvo prueba en contrario. Recurso multas no identificar al conductor

Lo que significa que, para el Tribunal Constitucional, la identificación es veraz no porque el propietario comunique a la Administración todos los datos personales de quien conducía su vehículo en el momento de la infracción, permitiendo de este modo su localización, sino porque el conductor identificado reconoce (o al menos no niega expresamente) su efectiva participación en los hechos. En suma, identificación veraz equivale sencillamente en el criterio del Tribunal a conductor localizado que no niega serlo. Algo así pues, en fin, como que el propietario, si quiere realmente cumplir con el deber de identificación, debe poner a disposición de la Administración al conductor autor de la infracción.

Naturalmente, en estas nuevas coordenadas, la única forma que tiene del propietario de protegerse frente al riesgo de que el desmentido del conductor identificado le convierta automáticamente en responsable de la infracción muy grave del art. 65.5 j) de la vigente LTSV, y que está sancionada con multa que va del doble al triple de la prevista para corregir la correspondiente infracción de tráfico denunciada, es reunir alguna prueba que, llegado el caso, demuestre la impostura del conductor identificado que niega haberlo sido. Una prueba, huelga decir, nada sencilla de conseguir las más de las veces y que, en cualquier caso, supone un giro radical en el modo en que hasta ahora la jurisprudencia ordinaria había interpretado el deber legal de identificar.

DEBILIDADES DEL RAZONAMIENTO CONSTITUCIONAL Recurso multas no identificar al conductor

Selecciona entre las diferentes opciones




Me parece que las debilidades del razonamiento de la STC 29/2014 son evidentes y han quedado ya expuestas. De todas formas, este reproche tampoco puede ser muy severo. Primero, porque parecido o incluso mayor desorden luce en el comportamiento de la Administración y de los Jueces y Tribunales contenciosos, que tampoco han acertado hasta ahora a manejar cabalmente el deber legal de identificar. Y segundo, pero sobre todo, porque el principal pecador no es el Tribunal Constitucional, sino el Legislador, que ha ideado un deber legal que coloca al resto de Poderes públicos implicados literalmente contra la pared. Recurso multas no identificar al conductor

De hecho, si se observa con algo más de cuidado, podrá verse que el problema de los supuestos en los que el conductor identificado niega serlo, sencillamente no tiene solución. Pues en ese tipo de casos, haga lo que haga, la Administración queda al descubierto. Recurso multas no identificar al conductor

Si decide, en efecto, considerar por ese motivo inveraz la identificación del propietario, debe ser consciente que esa conclusión no cuadra fácilmente con el principio de legalidad de las sanciones (25.1 CE), ni encaja tampoco muy bien con el derecho de presunción de inocencia del propietario (art. 24.2 CE). Si considera, en cambio, que nada cabe reprochar a la identificación hecha por el propietario, la Administración debe ser igualmente consciente de que las posibilidades de que el expediente por la infracción de tráfico salga adelante son entonces muy escasas, casi nulas, al contar únicamente contra el conductor identificado con la declaración del propio propietario, que es, bien se comprende, una prueba algo  sospechosa y, en todo caso, bastante débil, y que por lo mismo las más de las veces forzará el archivo del correspondiente expediente sancionador, para asombro y resignación de la Administración que de buena fe busca reprimir las infracciones de tráfico que detecta.

En esta encrucijada, la elección de la primera de las dos opciones es probablemente muy difícil de evitar y es, en todo caso, la que mejor se comprende desde el punto de vista de la eficacia del Derecho administrativo sancionador. Aunque técnicamente no es muy convincente, al menos no desmonta por completo el aparato sancionador del Estado, que si bien debe tragar con la impunidad de la infracción de tráfico denunciada, tiene la consolación de que el propietario pague parte de la factura de los platos rotos, cargando con el incumplimiento del deber de identificar.

Éste parece ser, en efecto, el cálculo de la Administración en este tipo de casos y, si se rebusca bien, el que despunta igualmente en la citada STC 29/2014. Muy posiblemente, en efecto, en el presente asunto el Tribunal Constitucional, como ya antes, el Juzgado de lo Contencioso y hasta la propia Administración, vio en el supuesto considerado una burda maniobra de los interesados para escapar de la potestad sancionadora, que naturalmente no merecía ser protegida. Esta percepción, aunque acaso certera visto, además, que el propietario del vehículo y la conductora identificada son Abogados y con estrechos vínculos personales, no justifica sin embargo la conclusión del Tribunal. Recurso multas no identificar al conductor

Pues, aun admitiendo que fuera realmente así y que la identificación y el desmentido respondieran a una calculada estrategia procesal, la Administración, primero, y ya después, pero desde luego, el Juzgado y el Tribunal no pueden concluir simplemente que el desmentido de la conductora identificada convierte sin necesidad de más averiguaciones en inveraz la identificación del propietario y, en consecuencia, es prueba de cargo suficiente del incumplimiento del correspondiente deber de identificar. Si de verdad se piensa que la LTSV no puede ser burlada a cada paso mediante un simple y hábil manejo, lo que toca hacer no es forzar la interpretación y aplicación de la Ley, sino obviamente interrogarse por las causas de su debilidad y, llegado el caso, reclamar la oportuna intervención del Poder Legislativo.

Aunque solo sea por esta razón, debo reconocer que la interpretación de la  Administración y la conclusión que aflora la citada STC 29/2014, de 24 de febrero, tienen el mérito de ayudar a destapar las miserias de la Ley. Desde esta perspectiva, son una muestra más del riesgo de que el deber de identificación del conductor infractor termine convirtiéndose en una tremenda farsa, para burla de los miles de conductores que cumplen con las normas de circulación, y en la que están implicados todos sus protagonistas. Recurso multas no identificar al conductor

Primero, los propietarios con menos escrúpulos que, aunque saben muy bien de su culpa, no dudan en aprovechar la oportunidad que les ofrece el trámite de identificación para escapar de la potestad sancionadora; segundo, la propia Administración, a la que con frecuencia le sirve con que haya un responsable, aunque éste sea inocente, según lo certifica la práctica que consiste en identificar a un conductor que voluntariamente se conforma con la sanción, y que ha dado lugar ya a un indecente mercado de compraventa de puntos entre particulares; y, finalmente, los Jueces y Tribunales que, con el pretexto del derecho a la presunción de inocencia y con el Tribunal Constitucional al frente, han impulsado una trama tan repleta de garantías personales del infractor que les obliga, para no tropezar en ella, a realizar auténticas piruetas jurídicas, arriesgando principios y normas.

En estas circunstancias, me parece que por algún sitio hay que empezar para remediar esta situación. Si se acepta esta proposición, lo mejor lógicamente sería comenzar por el principio y en el origen está, como he repetido, el deber de identificar, que de nada sirve, salvo para crear problemas. Por razones que he explicado en otro lugar (M. Casino Rubio, La increíble  historia…, cit., en especial, pp. 179 y ss.; y “Presunción legal de culpabilidad versus prueba indiciaria de la autoría en las infracciones de tráfico”, Revista de Administración Pública, núm. 182, 2010, pp. 85 y ss.), me parece que, tal y como van las cosas, el Legislador debe acudir urgentemente a su cita con la reforma de la LTSV y acabar de una vez por todas con el deber de identificar. Motivos desde luego no le faltan.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies