fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

TAE y TIN ¿En qué se diferencian? Hipotecas, definición, ejemplos

TAE  TIN




El TIN es el porcentaje fijo que se pacta como concepto de pago por el dinero prestado. Indica el tanto por ciento que recibe el banco por ceder el dinero. Mientras que la TAE es el tipo de interés que indica el coste o rendimiento efectivo de un producto. TAE  TIN

 

¿Qué es el TAE? ¿Conoces la diferencia entre TAE y TIN?

 

En el momento de conocer la rentabilidad que nos ofrece un depósito nos podemos localizar con 2 referencias: TAE  TIN

Tasa Anual Equivalente (TAE): La TAE, aparte de incluir el tipo de interés nominal, incluye el plazo de la operación y las posibles comisiones que cobran los bancos. Forma de este modo un indicador considerablemente más extenso y fiable para los clientes del servicio en el momento de cotejar las rentabilidades de los depósitos. TAE  TIN

Tipos de Interés Nominal (TIN):  El TIN es el tipo que los bancos usan y nos comunican en los contratos de depósitos, imposiciones, préstamos, créditos y también hipotecas, y que refleja el pago (o bien cobro) de intereses. El TIN en los depósitos se refleja como un porcentaje fijo que se acuerda por el dinero depositado en cualquier entidad, señalando de este modo el tanto por ciento que cobra el cliente del servicio en forma de intereses sobre el capital que ha depositado. TAE  TIN

TIN= euríbor (0,042 en enero de 2016) + diferencial (1,25) = 1,292 % TIN.

Por lo tanto, se trata del tipo de interés que indica el coste efectivo de un producto financiero. Es decir, el TIN no tiene en cuenta ningún tipo de gasto asociado a la operación, únicamente es el interés que se ha acordado con la entidad financiera para la operación. A diferencia de la TAE, el TIN no tiene por qué ser anual.




¿Exactamente en qué caso debo fijarme más en uno o bien en el otro? TAE  TIN

TAE para comparar las ofertas: TAE es un índice realmente práctico a fin de que los usuarios sepan si el depósito bancario que les están ofreciendo su banco tiene buenas condiciones o bien no y poder de esta forma valorar las diferentes ofertas. Es por esta razón, que desde los 90´s, el Banco de España fuerza a todas las entidades financieras a dar a conocer la TAE en sus operaciones pasivas (productos financieros destinados a ahorrar) y activas (créditos o bien préstamos concedidos a clientes del servicio) a fin de que el usuario pueda calcular la TAE del depósito y no se confunda con el tipo de interés nominal de la operación (TIN)TAE  TIN

TIN como indicador informativo: el TIN  de carácter informativo, si bien al cliente no le sirve de mucho puesto que hay otros datos no incluidos y necesarios que si aglutina la TAE (comisiones, plazos, etcétera) y aportan una visión más acertada y clara de cuánto aporta un depósito o bien cuánto le puede valer un crédito, como hemos resumido anteriormente. TAE  TIN




Como conclusión, toda vez que se pueda el consumidor debe fijarse más del número TAE que del TIN, siendo el primero un indicador más completo

 

Formula TIN y TAE y como transformar en uno u otro indice

Ejemplos  de las diferencias entre TIN y TAE para entender mejor lo que te estamos mostrando: 

Imaginemos que efectuamos un depósito a un año de 10.000 euros en una entidad financiera a un TIN del 4% . Los intereses del depósito se liquidan y son reintegrados al concluir el año.

El importe a percibir al final del año es de los 10.000 euros de primordial más los 400 euros de intereses, es decir: capital final 10.000 euros x (1 + 0,04) = 10.400 €. En un caso así, el TIN y la TAE coincidirían y serían del 4% .

Ahora supongamos un caso muy afín a este mas introduciendo una variación: ahora la liquidación y pago de intereses en lugar de ser anual es al semestre. Así, el depositante va a recibir 200 euros (la mitad de los 400 euros de intereses anuales) tras los 6 primeros meses. A esto se le sumarán los 200 euros al final de los doce meses, así como los 10.000 euros de primordial.

Con estos datos, el capital final sería: 10.000 euros x [(1 + 0,04/2)]² = 10.404 €. En un caso así el TIN (4% ) no coincide con la TAE (4,04% ) pues se reinvirtieron los intereses que se reciben al final del primer semestre.

Hemos comentado asimismo que la TAE incorpora además de esto los posibles gastos (por servirnos de un ejemplo, comisión de apertura, gastos de estudio, etcétera) cobrados por las entidades de finanzas en el instante de la concesión de un crédito o bien realización de un depósito bancario.

Para calcular la TAE en estos casos, hay que tener en consideración que el usuario recibe en un inicio, en el caso de un préstamo, el importe total menos los gastos nombrados. Por servirnos de un ejemplo, si un banco entrega un crédito a un cliente del servicio de 10.000 euros, cobrando una comisión de apertura de un 1% (o sea 100 euros) y por gastos de estudio 0,50% (o sea cincuenta euros) a un TIN del 4% , a un año de plazo, con liquidación de intereses y devolución del primordial al concluir el año, la TAE va a ser la siguiente: (10.000 – 100 – 50) = [10.400/(1 + TAE)], donde al despejar la TAE resulta que esta es del 5,58% en lugar del 4% que marca el género de interés nominal.




Los ejemplos mostrados están bastante simplificados para poder dar una idea intuitiva de las diferencias entre TIN y TAE. Desde el Banco de España se facilita un conversor para poder calcular cualquiera de estos indicadores detallando todas y cada una de las condiciones del depósito o bien crédito.

 

DEL TAE y TIN, al interés real de la inversión menos la inflación

Cuando ponemos nuestro dinero en un depósito, con independencia de lo que afirme la TIN o bien la TAE, lo hacemos con el convencimiento de que, transcurrido el periodo de vida de ese depósito, conseguiremos una suma de dinero superior a la que en un inicio pusimos en el depósito merced a los intereses.

Ahora bien, mientras que reposa el dinero en los depósitos, el costo de la vida y la inflación sube de tal manera que el poder adquisitivo de nuestro dinero va menguando. Es por esta razón, que para saber la rentabilidad real de un depósito es preciso descontar la inflación a la TIN y a la TAE, para conocer cuánto han aumentado verdaderamente nuestros ahorros en concepto de poder adquisitivo.

Por poner un ejemplo si metiésemos 10.000 euros en un depósito a un año que ofrece un rentabilidad del 1% mas la inflación en ese periodo creciese un 1,5% anual, al finalizar el año tendríamos 10.100 euros, mas al haber aumentado nuestros ahorros en menor proporción que el costo de la vida, con esos diez y cien euros podríamos adquirir menos cosas que las que podríamos haber comprado un año ya antes con esos diez euros.

Los depósitos son una herramienta para reducir el menoscabo que el costo de la vida hace sobre nuestros ahorros o bien -cuando no- darnos unas rentabilidades reales positivas que hagan que, tras poner nuestro dinero en ellos y transcurrido el plazo, podamos conseguir una mayor cantidad de dinero y de poder adquisitivo. TAE  TIN




Para esto, existen depósitos extranjeros igualmente seguros que los de su mercado nacional mas que ofrecen unas mayores rentabilidades.

TAE y TIN ¿En qué se diferencian? Hipotecas, definición, ejemplos

TAE  TIN

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies