fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

¿Qué truquillo crees que todo el mundo debería conocer?

El efecto Ben Franklin o Benjamin Franklin es una manifestación psicológica que parte de la idea de que, si hacemos un favor a una persona, cambiará la percepción que tenemos de ella. Es un fenómeno que está relacionado con la necesidad que tenemos emocionalmente cautivar y complacer a todos.

Efecto Benjamin Franklin

Le agradas mas a una persona cuando esta te hace un favor, ademas una persona que te hizo un favor pequeño previo esta mas predispuesta a hacerte nuevamente un favor mas grande.

Es un fenómeno psicológico llamado Disonancia Cognitiva, y es básicamente cuando dos pensamientos entran en conflicto.

Una justificación a esto es que siempre instintivamente vamos a ayudar a una persona que nos cae bien y nos agradó, por otro lado entramos en un conflicto cuando le hacemos un favor a alguien que nos cae mal, internamente entramos en una contradicción, ya que le hicimos un favor a alguien que no deberíamos y la mente hace que esta persona no nos desagrade tanto.

Franklin era un genio no me cabe la menor duda, el lo hacia mucho, pedía pequeños favores muy fáciles de cumplir para agradarle a la gente, los pedía también a sus opositores para que estos se sientan necesitados por él, generaba confianza y después Franklin los ponía de su lado para que compartieran sus ideas, ya que el inconsciente del favor que le hizo esa persona previamente para ayudarlo no podía ir en contra de lo que pensaba en su contra, entraban en conflicto y finalmente terminaban siendo amigos de Franklin.

LA LEYENDA CUENTA,  que cuando Franklin estaba en la Asamblea Legislativa de Pennsylvania había un opositor que en alguna ocasión había hablado en su contra (Franklin no dice su nombre), alguien muy influyente. Franklin estaba muy inquieto por esta oposición y animosidad y decidió ganarse a este caballero. Lo que se le ocurrió es muy curioso e inteligente. En vez de hacer a ese señor algún favor o servicio, le indujo a que fuera el opositor el que le hiciera un favor a él, pidiéndole prestado un libro muy raro de su biblioteca. El señor en cuestión se lo prestó inmediatamente y Franklin se lo devolvió al  de una semana con una nota en la que le agradecía enormemente el favor. Cuando se volvieron a encontrar en el parlamento el caballero le habló (cosa que no había hecho antes nunca) y encima con gran educación. A partir de entonces este señor estuvo siempre dispuesto a ayudar a Franklin y se hicieron grandes amigos, una amistad que continuó hasta su muerte. Este hecho demuestra la verdad de una máxima que Franklin había aprendido de pequeño que dice: “Es más probable que te haga otro favor alguien que ya te ha hecho uno previo que no uno que te lo debe a ti”.

En Resumen, Si quieres gustarle y agradar a alguien pídele un favor. este puede ser pequeño, como pedir prestado un lápiz, después podrás pedir favores mas grandes y tendrás a esta persona de tu lado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies