fbpx
Sevillaníssimo
El blog sobre Sevilla actualidad, eventos, actividades familiares, música,.. Todo lo necesario para estar al día.

Turismo activo en Mallorca, 10 opciones muy aconsejables

10 actividades para hacer durante las vacaciones de invierno en Mallorca

Mallorca, la joya del Mediterráneo occidental, uno de los lugares preferidos de ricos y famosos, es todavía mejor en invierno.

Es cierto que broncearse en la playa o sumergirse entre sus azules aguas no es una actividad que deba figurar entre nuestra lista de prioridades, durante nuestra estancia en Mallorca en un mes como febrero, pero su clima en invierno es similar a una suave primavera en Europa del Norte, incluso tiene días tan hermosos como los que se disfrutan en la época estival.

No faltan, pues, razones para ir por allí, una vez que la multitud del verano ha hecho las maletas y ha vuelto a sus casas.
Si os ha convencido nuestro argumento, podéis seguir leyendo esta guía que os propone diez actividades que podéis hacer durante vuestras vacaciones de invierno en Mallorca, la ciudad principal de las Islas Baleares.

Senderismo por la Sierra Tramuntana

Lejos de los circuitos turísticos de verano, la Sierra de Tramuntana de Mallorca, es todo un tesoro por descubrir para muchos visitantes. Se extiende a lo largo de la costa noroeste desde Andratx, en el sur, hasta el paraje esplendoroso de la península de Formentor en el norte. Este impresionante macizo que acoge a seis picos de más de 1000 metros de altura y a muchos otros un poco más bajos, fue declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año 2011.

Se sigue trabajando para ampliar una ruta de senderismo, bautizada como GR221, que se extiende a lo largo de la columna vertebral de tan señorial cordillera, pero la ruta actual que atraviesa las poblaciones de Valldemosa, Deía, Sóller y Pollensa, ya llena nuestra visión de espectaculares paisajes magníficamente marcados y cartografiados con “refugios” en el camino de una agradable comodidad.

Se pueden encontrar estancias prácticamente inaccesibles, si no vas por las rutas señaladas, donde puedes disponer de habitaciones individuales y un pequeño comedor para comer un plato de comida caliente, con precios muy baratos. También hay en lugares cercanos, casas de huéspedes y hoteles que permanecen abiertos durante todo el invierno, como opción para los más exigentes.

Ciclismo en Mallorca

Mallorca en invierno es ideal para practicar el ciclismo. Mucho sol y poca lluvia, las carreteras vacías, desde el mes de octubre hasta el mes de mayo, los ciclistas están a sus anchas. La llanura central de la isla, “Es Pla”, nos ofrece hermosas rutas entre las poblaciones, regalándonos hermosos paisajes.

Aquellos a los que les gusta enfrentarse a desafíos, pueden asumir importantes retos en los duros repechos de la montaña de la Tramuntana, que en algunos tramos recuerdan a los Alpes o los Pirineos. No en vano, algunos equipos profesionales de ciclismo se preparan allí durante el invierno.

Barranquismo/Escalada

Si os gusta la escalada de rocas escarpadas o la espeología, Mallorca debe ser vuestro destino, tanto en invierno como en verano. Gran parte de la isla está compuesta de roca caliza y las rocas son como un gran queso gruyere, muy apetecible para escaladores y espeleólogos.

Las “Cuevas del Drach” en Porto Cristo y las de Arta, fueron habilitadas para poder ser visitadas por turistas y disfrutar así de forma sencilla, de las impresionantes obras de la naturaleza. De cualquier manera, siguen habiendo muchos otros lugares en la isla para hacer espeleología y descubrir impresionantes bellezas subterráneas.

Otra actividad relativamente nueva en Mallorca, es el barranquismo. Descender por los ríos que fluyen con fuerza entre las montañas, haciendo rappel y atravesando precipicios, hace que la aventura esté servida.

Para realizar la mayor parte de estas actividades, tendréis que ir acompañados de guías profesionales, que os llevarán por los mejores lugares y garantizarán vuestra seguridad.
Hay también rutas para principiantes en el cañón de Sa Fosca, lugar donde se dan cita expertos de este deporte, venidos de numerosas partes del mundo.

Ruta del vino en Mallorca

La producción vitícola mallorquina, va aumentando poco a poco desde que en el siglo XIX la plaga de la filoxera acabó con la producción vitivinívola europea.Si el volumen y la extensión de la producción del vino en Mallorca no tienen nada que ver con la de Francia o la de la Península Ibérica, lo que si se distingue es por su calidad.

La diversidad de terrenos y particularidades del suelo de la isla, permiten producir una sorprendente variedad de vinos. Las poblaciones de Benissalem y Santa María, que se encuentran cercanas a Palma de Mallorca, son los pilares vitícolas de la isla. A su vez, hay muchas tiendas que se distribuyen por toda la isla.

La mayoría de las 60 bodegas de la isla ofrecen “tours” de catas y degustación de los más de 300 vinos diferentes de la isla. Desde la producción a escala industrial de José Ferrer en el centro de la isla, hasta la pequeña propiedad de Banyalbufar creada para restaurar vino de Malvasía, despiertan el interés, tanto del experto en vino como de los “aprendices” en cata de vinos.

Almendros en flor

Hacia finales del mes de enero y a lo largo del mes de febrero, cuando el cielo del norte de Europa se vuelve gris, el de Mallorca conserva su bello azul añil. Es en ese momento cuando los cuatro millones de almendros que engalanan la isla, florecen simultáneamente, en una impresionante mezcla de colores blancos y rosados que se asemejan a un inmenso manto de nieve.

Cuenta la leyenda que fue un sultán árabe quién ordeno plantarlos para impresionar a su amada, una bella reina escandinava que era presa de la nostalgia recordando los mantos de nieve que cubrían su país de origen durante todo el invierno.
Sois libres de creerlo o no, pero eso no debe impedir que disfrutéis de ese increíble espectáculo durante vuestra estancia en Mallorca durante el invierno.

Es un momento ideal para reservar una de las mansiones señoriales que fueron residencia de los propietarios de las importantes plantaciones de almendros, olivos y naranjos que siempre han sido la piedra angular de la agricultura de la isla. Muchas de ellos se han convertido en encantadores hoteles, cada uno con su particular estilo y contando con restaurantes que tienen como especialidad los productos autóctonos de la zona. Todo un lujo al que se le suman confortables spas y salas de masajes que los hacen muy apetecibles.

Escapada a Palma

Palma de Mallorca es la capital no sólo de la isla sino también de las Islas Baleares.

Es ignorada por muchos turistas que están deseosos de llegar cuanto antes desde el aeropuerto a sus bellas playas. No saben lo que se pierden al no visitar una ciudad que es una verdadera delicia y que tiene una población permanente de medio millón de habitantes.

Palma es una bellísima ciudad durante todo el año. Se puede serpentear a través de las calles de la vieja villa medieval, bien conservada, que rodea la Seu, nombre dado a la  Catedral de Palma, con bellas vistas al Mediterráneo.

Junto a la ciudad de Palma, en la localidad turística de Cala Major, también se encuentra el Palacio de Marivent, residencia habitual de verano de los Reyes de España.
El cosmopolita  barrio de Sta Catalina, merece, también, un pequeño recorrido por sus centros de exposiciones, bares y restaurantes.

La ciudad cuenta con numerosas galerías de arte con exposiciones permanentes de artistas de renombre como Salvador Dalí o Joan Miró, uno de los hijos predilectos de la isla.
Igualmente, vale la pena pasar por la galería museo de “Es Baluard”, construida en esta última década dentro de las antiguas murallas de la ciudad, donde una combinación de materiales modernos y piedra caliza de sus murallas, componen su arquitectura.

Si os gusta ir de compras, en Palma disfrutareis de las marcas más elegantes. El Boulevard Jaime III, da cabida a lujosas boutiques, además de muchas más “joyas” que esperan ser descubiertas por los curiosos visitantes.

Sóller

Sóller, en la costa montañosa del norte de Mallorca, es un lugar tanto en invierno como en verano, único. Perfecto para unas vacaciones fuera de temporada.
La mejor manera de llegar allí es, sin duda, tomando el viejo tren, una verdadera antigüedad equipada con madera y cuero.
Esta línea de ferrocarril que une Sóller con la capital de la isla, existe desde hace aproximadamente 100 años y sigue siendo un recorrido impresionante, con 13 túneles y numerosos puentes que cruzan la montaña.

La ciudad de Sóller fue construida con un estilo arquitectónico propio de los años 20 del siglo pasado, en torno a una hermosa plaza arbolada. Cada calle culmina con una vista panorámica desde los 1000 metros de altura sobre los que se encuentra esta población.

Es un buen lugar para una comida al aire libre o para disfrutar de un zumo recién exprimido con las naranjas que hicieron famoso el valle de Sóller. Para vuestro alojamiento, tenéis casas de alquiler para vacaciones asequibles a todos los bolsillos, así como también grandes hoteles de lujo.

Fiestas de Sant Antoni y de San Sebastián en enero

Como es habitual en España, cada ciudad de Mallorca tiene sus propias fiestas y tradiciones locales a lo largo del año. Dos de las principales fiestas de Mallorca tienen lugar cada año durante el mes de enero.
La primera es en honor a San Antonio, el patrón de los animales domésticos, que se celebra el 17 de enero.

Un colorido desfile de animales compuesto por perros, gatos, pájaros, patos , hamsters,.., pasan en largas filas para recibir la bendición del santo.
Las fiestas de Sant Antoni más populares se celebran en Pollença, Arta Y Sa Pobla.

El fin de semana que le sigue, se celebran las fiestas de San Sebastián. Infinidad de hogueras se encienden en las calles y plazas, realizándose “Torradas”, que son barbacoas donde se asa “el butifarrón”, famoso y sabroso embutido local, regado con vino para contrarrestar las fresquitas noches de enero al aire libre.

Golf

Con 300 días de sol al año, Mallorca es un destino ideal para los golfistas, en busca de buenas condiciones climatológicas para practicar su afición. Mallorca dispones de 22 campos de golf repartidos por la isla.

Hay campos de golf para todos los gustos, tanto si se quiere un campo de golf rodeado de palmeras como el de Alcudia, o con pinos y con bellas vistas a Palma de fondo como el del Club Real de Golf de Bendinat, en el suroeste.

También hay muchos hoteles y casas de alquiler con mucha variedad de precios por toda la isla. Es digno de mención el exclusivo campo de golf de Son Vida, a las afueras de Palma, donde se puede jugar en tres campos de golf diferentes, San Quintín, Son Vida Y Son Montaner, estando unos junto a otros, con dos hoteles de lujo con vistas a los campos y a tan sólo 30 minutos del aeropuerto.

Mercados

Ir de compras por los tradicionales mercados situados al aire libre en Mallorca, es una costumbre muy arraigada en la vida de los mallorquines.
Hay mercados diseminados por todas las poblaciones de la isla y se venden artículos de todo tipo, desde  antigüedades  hasta zapatos, también comida local rica en embutidos y charcutería, donde hay que hacer mención especial a su producto estrella mundialmente famoso, “la sobrasada mallorquina”.

Los puestos de los mercados se van asentando durante los siete días de la semana de forma itinerante. Llama la atención el que se celebra en Inca, la principal ciudad del norte de Mallorca, siendo típico de allí los artículos de marroquinería y artesanía. En este mercado como en muchos otros se pueden adquirir los productos alimenticios locales, verdaderas delicatessen, como el aceite de oliva virgen, el queso y la charcutería típica local.

Hay dos mercados permanentes que se aperturan todos los días, como son el Mercat Olivar, que el el más grande y donde encontraremos gran variedad de frutas y verduras junto a muchos puestos artesanales de embutidos.
Los puestos de pescados y mariscos, no olvidemos que nos encontremos en una isla, son frescos del día y son una verdadera tentación para los sentidos.

Tómese también su tiempo para visitar el mercado de Sta Catalina, mucho más pequeño. Situado al oeste de las antiguas murallas. Su pequeño tamaño no le quita encanto, todo lo contrario, y es un lugar ideal para ir de tapas por los bares que le rodean.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies